Crear pequeñas amabilidades

por EncuentratuRetiro  25-10-2017

Una de las cosas que me impacta es el espíritu familiar y comunitario de los miembros del centro de retiro, La Brúixola en Barcelona, y de los participantes. Una agradable atmósfera de cariño.

Un pequeño gesto genera una gran armonía

Crear pequeñas amabilidades

Compartimos las comidas juntos, ayudamos a despejar la mesa, miramos que los saleros estén llenos y que todos tengan agua. Esto suena bastante obvio pero, con frecuencia, en la vida cotidiana estamos demasiado ocupados en no darnos cuenta que, por ejemplo, nuestro compañero no tiene pan. Aquí, siempre hay alguien cerca que se ocupa de tus necesidades, preguntando cómo te encuentras, y son estos pequeños detalles lo que realmente hacen la diferencia.


La comida es preparada con mucho cuidado y atención. Cada plato está impregnado de deliciosos sabores y combinacionesCada almuerzo y cena se presenta con una breve explicación informándonos exactamente lo que estamos introduciendo en nuestros cuerpos. Como se vierte tanto amor en la comida, ésta se refleja en nuestro respeto hacia nosotros mismo tomándonos tiempo para realmente saborear  y apreciar los aromas y los sabores. Realmente es increíble.

Crear pequeñas amabilidades
Crear pequeñas amabilidades


El primer día, una de las actividades grupales es hacer mandalas. Todos nos sentamos en círculo bajo el sol. Albert nos muestra cómo enrollar una amplia variedad de colores alrededor de dos palos. Es una actividad relajante. Mientras envolvemos la lana en patrones, conversamos sobre nuestras vidas, de dónde venimos, etc. Mientras cubrimos los palos, nos descubrimos nosotros mismos, desentrañando la lana de nosotros mismos. Todo el mundo ayuda a otros con anudar o pasar las tijeras, acciones no complejas pero que cobran mayor importancia cuando se da cuenta de que si las personas llevaban a cabo estos simples actos en nuestra vida diaria, podría mejorar inmensamente la calidad de nuestros días.

El sábado por la noche, nos reunimos en una habitación grande, en la que un semicírculo de velas de té brilla suavemente. Albert y Neus nos guían en la canción, con una guitarra y un palo de lluvia. Los mantras son alegres y espirituales, y aunque no todos se unen a los mantras, todos disfrutamos de cómo la música nos envuelve y nos une. Cuando algunos se ponen a bailar, hacen que todos se sientan incluidos, deseados.


El espíritu de felicidad y alegría dura hasta el último momento del retiro: Albert y Neus cantan una canción que ellos mismos han escrito. Ninguno de nosotros sabe las letras, pero es divertido simplemente escuchar y unirse a la risas antes de decir adiós. La lección de unidad y el recuerdo de estar juntos son esas experiencias que llevaremos con nosotros. Pase lo que pase, hemos creado un hermoso fin de semana con pequeñas bondades, y estas pequeñas bondades son las piezas que componen un puzzle armónico más grande.Crear pequeñas amabilidades


¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies