La meditación por Lucía  04-10-2019

Darse cuenta de las cosas

La actividad natural del ser humano es la meditación. Por que la actividad natural del ser humano debe ser SER, estar DESPIERTO, DARSE CUENTA DE LAS COSAS, porque en realidad estamos soñando, en un estado parecido al sueño.

Cuando hablamos de Buddha, la palabra buddha, significa “el despierto”, el que ha despertado del sueño de la ignorancia , y ¿qué debe ser este sueño de la ignorancia pues es algo mental en lo que normalmente vivimos todos los seres. Es un estado de inconsciencia, un estado en el que respondemos automáticamente a los estímulos externos , porque hemos creado una serie de tendencias y de hábitos y es un estado también en el cual estamos en ensoñación, un estado parecido al sueño, tenemos imágenes en la mente, recuerdos, preocupaciones,p lanes, uno detrás de otro, constantemente, eso es estar dormido, soñando, flotando en un estado de sueño.

A través de este estado actuamos, actuamos a través de tendencias, temores, inseguridades, y eso da lugar a una vida de infelicidad. Infelicidad porque no estamos en la activdad natural del ser humano.

Cuando conseguimos meditar medianamente bien, llegamos a un estado de claridad mental, de paz mental, un estado en el cual parece que el tiempo pare, un estado en el que uno está totalmente en el presente, en el que no hay preocupaciones , en que hay una consciencia plena, no hay recuerdos ni ansiedad, simplemente somos, en ese momento. No hay deseos, no hay odio, no hay problemas Hay paz, hay claridad, y por tanto hay bienestar. Hay un estado de inteligencia pura. Un estado en el que la mente está diáfana. No hace falta ser un gran yogui para llegar a este estado. Todos los que han meditado un poco han experimentado aunque sea por pocos minutos este tipo de estados.

Si comparamos este estado con el subsiguiente, por ejemplo , después de estar sentados meditando nos levantamos, , ya inmediatamente,la mente entra en un proceso directo de panear: “a ver qué tengo qué hacer, qué hora es…“ y empezamos a cambiar esta forma de ser en la que estábamos, de meditación, de estar en paz, y nos desconectamos. Es como si cuando meditamos estuviéramos conectados con nosotros mismos y cuando nos levantamos, nos desconectamos. 

Hay una imagen que para mi ilustra bien esta diferencia entre un estado despierto y el estado de sufrimiento y de desconexión:

A mi me gusta nadar en el mar, y cuando estoy nadando me hace pensar mucho una sensación que tengo. Al nadar me cubre el agua hasta la frente y entonces veo dos mundos: miro hacia abajo y veo el mundo azul, de penumbra, del mar, en el que hay peces, y es un poco oscuro, y levanto un poco la mirada y veo el cielo azul , diáfano, con la claridad del sol, y vuelvo a bajar la mirada y veo esta diferencia entre estos dos mundos, y esto me recuerda al mundo de la claridad de la meditación, y el mundo de la oscuridad, penumbra, de la vida diaria.

Comparando estos dos estados es como podemos darnos cuenta de que estamos soñando, durmiendo , desconectados y por tanto , si nos damos cuenta, esto nos da el interés por despertar . Y si queremos despertar , la meditación es la herramienta.

¿Te ha parecido interesante?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies