¿Quieres probar el yoga?

por EncuentratuRetiro  11-11-2020

¿Necesitas realizar una actividad física, que te brinde mucho más que bienestar físico? ¿Sientes que la rutina de fitness que realizas en el gimnasio o salir a correr todas las mañanas ya no es suficiente?

Posturas de Yoga para principiantes

¿Quieres probar el yoga?

Entonces, has sentido la llamada. Una llamada casi inaudible, que solo se puede escuchar cuando el espíritu está preparado. Y es la llamada del yoga. Porque cualquiera de los tipos de yoga para principiantes que te explicaremos aquí, va mucho más allá de construir un cuerpo fuerte y flexible.

Cualquiera de las alternativas de yoga, fomenta una conciencia más profunda de la mente y el cuerpo, porque sanar y equilibrar el físico también ayuda a traer claridad y concentración a la mente.

Inicialmente, el único propósito de practicar yoga era experimentar la iluminación espiritual. En sánscrito, el idioma antiguo de la India, yoga se traduce como "unión", y describe la integración de la mente y el cuerpo para crear una mayor conexión con la propia naturaleza pura y esencial.


Simple y llanamente, el yoga es la unión entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Es un lugar de descubrimiento y conexión con tu propio cuerpo que abarca equilibrio, técnicas de estiramiento adecuadas, respiración, meditación y centrar la mente y el espíritu.

Sin embargo, encontrarás que cada tipo de yoga para principiantes tiene una definición o interpretación ligeramente diferente.

Pero todos tienen algo en común: ignorar la filosofía de “sin dolor, no hay ganancia” que caracteriza a las distintas disciplinas del fitness. El yoga no es un lugar para avanzar, ir más allá de tu límite o ignorar tu cuerpo. Su principio elemental es ahimsa, o no dañar, y eso comienza con la elección del tipo de yoga adecuado para ti.


6 tipos de yoga para principiantes: dime qué buscas y te diré cuál es el indicado para ti.


1. Kundalini Yoga, para los que buscan reducir el estrés al son de cánticos ancestrales

"Kundalini" en sánscrito se traduce como "energía de fuerza vital", conocida como prana o chi, que se encuentra relacionada con la base de la columna.  


Estas secuencias de yoga están cuidadosamente diseñadas para estimular o desbloquear esta energía y reducir el estrés y los pensamientos negativos, para elevar tu conciencia y ayudarte a sentirte mejor.
Esto se logra desafiando tanto la mente como el cuerpo con cantos, meditación y kriyas, series específicas de posturas combinadas con trabajo de respiración y cantos.

Por lo general, una clase de kundalini comienza con un mantra, y luego incluye ejercicios de respiración, calentamientos para mover el cuerpo, posturas cada vez más desafiantes y una relajación y meditación finales.

2. Vinyasa Yoga, para los que deseen un yoga con más movimiento

Este tipo de yoga fue adaptado de la práctica ashtanga, y a través de las posturas trabajarás para unir la respiración y el movimiento.
Vinyasa yoga es adecuado tanto para quienes nunca han probado el yoga como para quienes lo han practicado durante años.


3. Hatha Yoga, para los que buscan una práctica más equilibrada. 

El Hatha Yoga deriva su nombre de las palabras sánscritas para sol y luna, y está diseñado para equilibrar fuerzas opuestas.

El equilibrio en Hatha Yoga puede provenir de la fuerza y ​​la flexibilidad, la energía física y mental, o la respiración y el cuerpo. Para ser considerado Hatha, las clases deben incluir una combinación de asanas o posturas, pranayama o ejercicios de respiración, y finalmente, meditación. 


¿Quieres probar el yoga?



4. Ashtanga Yoga, para los que quieren practicar un yoga más exigente.

Ashtanga Yoga consta de seis series de posturas específicas enseñadas en orden.

Cada pose y cada serie se le “da” a un estudiante cuando su maestro decide que ha dominado la anterior. Este es un yoga muy físico, de estilo fluido, con componentes espirituales.


5. Bikram Yoga, para personalidades extremas.

Bikram Choudhury desarrolló Bikram yoga, y consiste en una serie de posturas que se realizan en el mismo orden, y la práctica tiene reglas estrictas.

Cada clase es de 90 minutos, con 26 posturas y dos ejercicios de respiración, y la habitación debe estar a 105 ° Fahrenheit con 40 por ciento de humedad.

Practicar yoga en un ambiente cálido permite a los estudiantes profundizar en las posturas, mejorar la circulación y desintoxicar el cuerpo.


6. Yoga Iyengar, para los que sienten que tienen limitaciones físicas.

Este tipo de yoga para principiantes es conocido por el alto nivel de formación de sus maestros y por el uso ingenioso de accesorios. Si bien los accesorios son adicionales, se pueden utilizar sillas, bancos, correas o bloques.

El yoga Iyengar suele ser menos intenso que otros tipos de yoga, aunque eso puede variar según el instructor o la clase, por eso, es adecuada para principiantes y para personas de todas las edades y niveles de habilidad.


Si aún tienes dudas acerca de cuál es el mejor tipo de yoga para ti, puedes tener un primer acercamiento con esta práctica milenaria a través de un retiro. En esta experiencia única, podrás conocer de primera mano las ventajas del yoga, tanto para tu cuerpo como para tu mente.

Y además, podrás encontrar personas afines a ti, que también han sentido la llamada del yoga.

¡Namaste!



Descubre nuestros retiros de Yoga Descubre nuestros cursos de Yoga online
¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies