Tantra y meditación para trascender por Antonio  21-08-2019

El poder detrás de estas prácticas

Cualquier retiro, ya de por sí, es enriquecedor y saludable. Por lo general retiro es sinónimo de “respirar naturaleza”. Hoy día existen un sinfín de retiros, gran cantidad de ellos enfocados en el crecimiento personal y espiritual, este es el caso de los retiros de Tantra y Meditación.

¿Porqué un Retiro de Tantra y Meditación?

En mi experiencia, recibir un curso o taller de Tantra es fantástico y te ayuda mucho con tu desarrollo personal y espiritual.

Sin embargo, hacer un retiro es mucho más potente ya que es constante: meditas, practicas Tantra, desayunas, comes, cenas y disfrutas de la naturaleza junto al grupo. Esto hace que se forme en el grupo una energía de unidad, cada vez más fraternal, amorosa y nutritiva.

Tanto en la Meditación como en el Tantra, trabajamos con la respiración y el sonido, entre otras cosas. Cualquier tipo de meditación o ritual tántrico es más profundo cuando se trabaja con más personas que cuando se hace de forma individual.

Además, si el grupo tiene buena conexión energética, rápidamente genera un vínculo amoroso con los participantes y esto hace que la vibración sea mucho más elevada, por no hablar de que la conexión con la naturaleza eleva aún más dicha vibración.

¿Por qué hacer un retiro de Tantra?

En realidad podemos afirmar que el Tantra es llevar la meditación a lo cotidiano, con lo cual no hay Tantra sin Meditación. Si ya eres practicante y has asistido a algún retiro tántrico sabrás de lo que hablo.

Realizar este tipo de actividad es algo delicado debido a que se toca con frecuencia la parte sexual, y es justo en la sexualidad donde están las heridas más profundas del ser humano. Esto es debido a la represión que durante muchos siglos a sufrido la sexualidad, siendo vetada socialmente por religiones y dogmatismos, haciendo de ella algo tabú y prohibido.

Aunque parece que en estos tiempos estamos abiertos sexualmente, en realidad hemos ido al extremo opuesto, en mi opinión es una falsa apertura ya que no le estamos poniendo consciencia. Justamente el Tantra está resurgiendo para hacer de la sexualidad una práctica consciente y amorosa.

Cuando, como decía antes, el grupo convive durante varios días, se va generando un ambiente de confianza e intimidad que permite a cada participante soltar protecciones y máscaras que habitualmente le impiden comportarse con total naturalidad y libertad. Por supuesto, cuanto más largo sea el retiro, el asistente más abre el corazón a los demás y así mism@.

Saldrá con más autoconocimiento y empoderamiento.

Námaste

¿Te ha parecido interesante?