Un nuevo amor, el mundo y yo: La joven de 14 a 21 años

por Elena Caballero  13-03-2020

Del mismo modo que se acerca la primavera sin apenas darme cuenta, un buen día, al mirarme al espejo, me encuentro convertida en una adolescente. Y así, casi de repente, empieza una historia de amor-desamor con la existencia. Busco la verdad dentro de mí misma y en el mundo. Es tiempo de alumbrar mi identidad.

Vivencias del tercer septenio

Un nuevo amor, el mundo y yo: La joven de 14 a 21 años

De los 14 a los 21 años me sumerjo en el oleaje de un cuerpo en plena vorágine de reconstrucción que lucha para cambiar todo lo establecido. Es la edad del desafío, de encajar mente, emociones e instintos.


En esta época los chicos son más terrenales y se centran en conquistar el universo exterior. Las chicas tendemos a ser más cósmicas y profundizamos en el interior. Estoy más activa, aunque a veces me frenen los juicios y opiniones de los demás. Me siento un poco sola e incomprendida. 


A esta edad resulta transcendental parecer atractiva, intelectual o físicamente, y seguir el dictamen de las modas. Y yo, yo que quiero ser una bella Afrodita, me siento como el patito feo. El drama del amor -más ilusorio que real- es el motor de estos años repletos de altibajos. 


Cuando regresan las emociones o los recuerdos reprimidos de este septenio, busco las conversaciones y los momentos increíblemente mágicos que también viví. Estoy modelada de sol y oscuridad. Y, en ese lote completo, navega mi yo. 


¿Quién soy yo? 

¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies