Alicia Ortuño

Alicia Ortuño

Soy una apasionada de los viajes improvisados, del deporte, de la

naturaleza, de la alimentación saludable. Con 8 años comencé en el mundo del atletismo, época en la que disfruté mucho de los entrenamientos, del trabajo en equipo, de las convivencias con amigos y con mi familia. Años más tarde, dejé el atletismo y la competición para centrarme en mis estudios y diplomarme en Logopedia. Fueron unos años maravillosos en los que trabajé tanto en hospital como en clínica, con niños y adultos. Durante esos años, tuve numerosas lesiones en mis rodillas, motivo por el que mi hermana me animó a probar el yoga. Probé durante varios años distintas disciplinas, hasta que decidí formarme como profesora de Vinyasa Yoga (RYT-

200) hace 3 años. Actualmente, sigo practicando, aprendiendo y disfrutando de este maravilloso camino.

La vida es movimiento, es un constante cambio, y tienes que aprender a reaccionar y a fluir con cada una de las situaciones que aparecen en el camino. Y la práctica de yoga es una metáfora de la vida en sí misma. Todo es cuestión de respirar, de moverte libremente soltando aquellas tensiones que tiendes a arrastrar, que acumulas y que te impide avanzar. Hay que dejarse llevar, disfrutar de cada instante, de cada práctica, de cada situación, aunque aparezcan imprevistos, desequilibrios, aunque nos caigamos, levántate y sigue respirando. Disfruta de esta maravillosa aventura.»

Retiros que te pueden interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies