Retiros de Meditación: Un viaje hacia tu interior

¿Qué es un Retiro de Meditación?

 

Siguiendo el significado etimológico de la palabra meditación se refiere a la práctica intelectual donde se potencia la atención y la consciencia en el momento presente.

La meditación persigue con su práctica un estado mental y físico de serenidad, de paz interior, concentración y también de creatividad. Al fin al cabo busca un viaje hacia tu interior, acallando el ruido externo e interno.

En la mayoría de los retiros de Meditación y tal como nos podemos imaginar se suelen llevar a cabo en espacios rodeados de naturaleza. En estos lugares reina un ambiente de paz y tranquilidad, un escenario perfecto para recogerse y concentrarse.

 

 

¿Porqué meditar?

Todos sabemos los grandes beneficios de esta práctica. Últimamente el sector científico y a partir de estudios recomiendan esta práctica. Los aportes para nuestro cuerpo y mente són muy numerosos. A continuación detallaré los cambios que producen a nivel físico, psíquico y emocional:

Físico: Refuerza  el sistema immunológico, reduce el dolor y la inflamación a nivel celular.

Emocional: Disminuye el estrés, la depresión y la ansiedad. Ayudad a mejorar la capacidad de control de las emociones, mejora la introspección

Psíquico: Mejora tu memoria, aumenta la atención, mejora tu capacidad creativa, etc.

Por lo tanto esta práctica extendida a nivel mundial podríamos decir que cumple una de sus funciones más representativas: la higiene mental.

 

¿Cómo se practica?

Existen básicamente dos prácticas de meditación: La Meditación de “consciencia plena” y la Transcendental (MT).

La meditación de consciencia plena, consiste en cambiar la forma de pensar, sentir y actuar. Para conseguir ese estado se pondrá la consciencia en la respiración. Y sin reaccionar o juzgar sobre lo que ocurre a su alrededor se podrá equilibrar sus pensamientos y emociones en su día a día.

La Meditación Trascendental (MT) es muy diferente a la práctica anterior. A base de repetir una frase o sonido (mantra) en voz baja o en silencio ayudará a que la mente no se distraiga y así poderse concentrar y encontrar un estado de relajación completa.

La meditación debe practicarse sin un objetivo concreto, sin esperar un logro determinado.